FANDOM


Bloodborne™ 20151009211937

La amígdala o "Amygdala" es un jefe de Bloodborne. Se puede encontrar como jefe final de la Frontera de la Pesadilla. Su imagen aparece repetidas veces a lo largo del juego, como en la escalinata de la Gran Catedral, en forma de estatuas, y posteriormente aparecerá físicamente por los muros de los edificios de Yarham al completar el ciclo lunar.

AspectoEditar

Su aspecto combina rasgos humanos, como la piel, la forma de las extremidades o el torso, y arácnidos, por el número de extremidades (aunque durante el combate es bípeda). Se puede observar que su cabeza está repleta de ojos, al ser ésta uno de Los Grandes.


AparicionesEditar

Se puede encontrar como jefe final de la Frontera de la Pesadilla. La vemos por primera vez en el edificio que encontramos a la derecha de la Gran Catedral, al entrar no la vemos, pero intentando abrir la puerta al fondo de la sala, nos cogerá y causará frenesí, sin embargo no nos matará, sino que nos lleva al Edificio Lectivo (primera planta) siempre y cuando nos hayan dado una piedra especial en el bosque de las brujas.

Su imagen aparece repetidas veces a lo largo del juego, como en la escalinata de la Gran Catedral, en forma de estatuas, al igual que en la Cárcel Hipogea y posteriormente aparecerá físicamente por los muros de los edificios de Yharnam al completar el ciclo lunar, en ocasiones estática y otras atacando.


CombateEditar

Combina golpes contra el suelo con barridos y saltos, y en ciertas ocasiones utiliza una especie de rayo que sale de la cabeza y que causa daño por contacto y por la posterior explosión. No es un rival demasiado rápido, pero conviene esquivar mucho y ser paciente, puesto que sólo le dañan los golpes en los brazos y cabeza, en las piernas no es efectivo. Hay dos fases: en la primera hace golpes y barridos normales, en la segunda, al quitarle aproximadamente un 60% de la vida, se arrancará un brazo para tener mas alcance, y usará el mencionado rayo.

GaleríaEditar